domingo, 8 de noviembre de 2009

El asesinato de Aramburu




El 29 de mayo de 1970, Montoneros llevo a cabo el “Operativo Pindapoy” procediendo a la detención de Pedro Eugenio Aramburu a fines de someterlo a juicio revolucionario. Sobre este ex presidente cargaban, según Montoneros, 108 cargos de traidor a la patria y al pueblo y de asesino de 27 argentinos hechos tales como el bombardeo a Plaza de Mayo en 1955, los fusilamientos de los alzados junto al general Valle en 1956, el intento de “desperonizar” la sociedad durante su mandato, el secuestro del cadáver de Eva Perón. En líneas generales se puede resumir esto en “justicia revolucionaria” por uno de los secuestradores. Luego del secuestro y del juicio los diez jóvenes peronistas procedieron a asesinarlo. Uno de los responsables del secuestro a Aramburu declaro:“A pesar de todos los problemas sufridos, consideramos un acierto haber realizado hechos de tal volumen, porque abrieron nuevas perspec­tivas al movimiento armado, tanto en lo político como en lo militar, lo que se comprueba en la creciente expectativa popular y la ola de acciones armadas desencadenadas en estos momentos.” Esto significa que Montoneros consideraba a estos hechos como un avance en el campo político demostrando la capacidad ofensiva de las organizaciones armadas. En una estancia en Timote que era propiedad de uno de los secuestradores, estuvo sometido Aramburu a tres días de juicio oral donde se lo interrogo de varias acusaciones, entre ellas las ya mencionadas anteriormente. Finalmente, la noche del 1 de junio, los militantes peronistas le indicaron al acusado que el tribunal iba a deliberar. A la madrugada regresaron y le informaron el veredicto: “General, el Tribunal lo ha sentenciado a la pena de muerte. Va a ser ejecutado en media hora”. Uno de los secuestradores líder del grupo llamado Abal fue el responsable directo de la muerte de Aramburu tras haberle disparado un tiro en el pecho en el sótano del lugar donde se encontraban. Este hecho sumado al reciente Cordobazo dio fin a la presidencia de Ongania. Durante el mandato de Lanusse, en diciembre de 1970 se realizó el juicio oral a los secuestradores de Pedro E. Aramburu, se sentenció a Carlos A. Maguid, Ignacio Velez y al sacerdote Alberto Carbone. Norma Arrostito y Ana María Portnoy fueron absueltas.

Fuentes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada