domingo, 8 de noviembre de 2009

Presidencia de Levingston

LEVINGSTON

A un año de los incidentes ocurridos en la provincia de Córdoba, el gobierno de Ongania se termina de debilitar con el asesinato de Aramburu. Montoneros, en una de sus primeras apariciones importantes, termina con la vida del general depuesto acusándolo de traidor a la patria. El 8 de junio de 1970, la junta de militares en jefe le quita el gobierno a Ongania y coloca a una figura casi desconocida, al agregado militar en la embajada argentina en Washington, Roberto Marcelo Levingston que gobernará bajo la tutela de dicha junta durante 300 días.
Levingston intenta armar un nuevo modelo de país y retomar la idea de un proyecto nacional. Pero fija las elecciones para entre cuatro y cinco años más adelante porque considera que se necesitan esos años para reformar los partidos políticos y los cuadros políticos. Es decir, Levingston consideraba que el período de años era importante para que al gobierno luego llegue una “generación intermedía” y no Perón o Balbín, por ejemplo. Los partidos no encontraron su lugar en este nuevo proyecto y se reunieron el 11 de noviembre formando una alianza conocida como “La hora del pueblo” que entre los principales pedidos se encontraba la demanda de elecciones libres y sin proscripciones.
Además de lidiar con los partidos políticos que se le oponían firmemente, Lvingston debió hacer frente a las múltiples manifestaciones y hechos violentos que estaban sacudiendo a la Argentina. Montoneros era una de las organizaciones que más disturbios estaba provocando. Cabe destacar, por ejemplo, la ocupación de La Calera.
Dicha ocupación consistió en el accionar de aproximadamente 15 miembros de la organización montoneros que tomaron una comisaría en la localidad de La Calera (provincia de Córdoba, a 16 km de la capital de la provincia), robaron de un banco $10.000 y cortaron todas las comunicaciones telefónicas. Las fuerzas de seguridad lograron controlar la irrupción, y como resultado falleció uno de los miembros de montoneros y otros 9 fueron presos. Emilio Maza fue quien falleció en la ocupación, quien también había participado en el secuestro del General Aramburu.
Y otra movilización sumamente importante fue la conocida como el segundo cordobazo, o el viborazo. Esta nueva movilización surge con la designación del dirigente conservador, Camilo Uriburu, como nuevo gobernador de la provincia de Córdoba por la renuncia de Bernardo Blas. La CGT declara una huelga activa contra el nuevo gobernador lo que genera que Uriburu declare que entre el pueblo cordobés “anida una venenosa serpiente cuya cabeza pido a Dios me depare el honor histórico de cortar de un solo tajo”. Y un nuevo paro es declarado para el 12 de marzo de 1971. En retribución a las declaraciones de Uriburu, esta nueva movilización lleva el nombre de “viborazo”. Aunque no logró adquirir la magnitud del primer cordobazo, logró conseguir la renuncia del nuevo gobernador y que el 23 de marzo, los Comandantes de las Fuerzas Armadas aparten a Levingston del gobierno.


Bibliografia:

http://www.todo-argentina.net/historia/civmil/levingston/1970.html

http://nuestrahistoria70.blogspot.com/2008/04/b013-crdoba-1971-el-viborazo.html

http://members.fortunecity.es/ladecadadel70/1/a27.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada